POR LOS MONTES DEL INFIERNO - Asturias, informacion, turismo, Asturias Natural
Asturias
Inicio Info Asturias Tu Cuenta Noticias Foros Contactar
Principal AN
Novedades AN

Sobre Asturias
Info Asturias
Concejos Asturias
Naturaleza Asturias
Mitologia y leyendas
Fotos de Asturias

Asturias Activa
Oficinas de Turismo
Ayuntamientos
Hoteles de Asturias
Info Joven
Agenda de Ocio
Museos de Asturias
Centros asturianos
Medios Transporte

Meteorologia

Secciones Extra
Descargas Gratis
E-Mail Gratis
Imágenes de cumpleaños
Premios Recibidos
Fernando Alonso
Libros de Asturias
Webcams Asturias
Google en Asturias
Chat de Asturias
Loterias y sorteos
Hosting dedicado
Descargas Movil
Zona Sexo
Videos Sexo

Noticias y Articulos
Noticias
Art. Clasificados
Articulos por Meses
Todos los articulos
Medios y Prensa

Destacado en AN

Mas secciones


Comunidad AN
Miembros de AN
Tu cuenta
Edita tu Perfil
Lista de Miembros
Mensajes Privados
Libro de AN
Poemas
Viejo Album de AN
Fotos de AN Nuevo

Foros de discusion
General de AN
Turismo asturiano
Inmigración
Poemas y Cuentos
Leyendas, Mitos
Deportes
TeleCable
Temas Variados
Más Foros

Estadisticas de AN
Nuestras Encuestas
Lo más visto en AN


Webs Recomendadas

Descargas Gratis
Tarot Milenario
Programas Gratis
Asturias


Zona Adultos - Sexo

Chicas con Webcam
Webcam Sexo SMS
Videos Sexo SMS
Actrices Porno Webcam
Webcam Porno X
Sexo en Internet
Webcam Transexuales
Navega Sexo
Web Porno
Videos Porno
Webcam X SMS
Planeta Adulto


Chollos en Facebook
chollos en facebook

POR LOS MONTES DEL INFIERNO
Enviado el Sábado, 17 diciembre a las 12:00:00 por lety

Senderismo y montaña

PILOÑA/CASO-PARQUE NATURAL DE REDES

Para dirigirnos hacia los Montes del Infierno tomamos la estrecha carretera local que comunica Infiesto con Espinadero a través de un hermoso valle de laderas boscosas y prados que ocupan todo el ancho de la vega. Las abundantes caserías llaman poderosamente la atención. Las viviendas, con paredes de piedra invadidas por musgos y enredaderas, están provistas de bonitos corredores de madera donde se secan ristras de cebollas y maíz. Adosadas a ellas aparecen cuadras y tenadas donde se mezcla el olor de la hierba seca con el de la leche recién catada. Los hórreos alcanzan aquí una de las densidades más elevadas de toda Asturias y están muy bien conservados. Este hecho sorprende especialmente en Espinaredo que, sin duda, es uno de los rincones más interesantes de la región para admirar la arquitectura rural tradicional asturiana.

La Pesanca

Entre esta población y La Pesanca, punto de arranque de nuestra ruta, encontramos todavía algunas caserías más y atravesamos Riofabar, una aldea sumamente atractiva que nos traslada a una época que creíamos perdida. La Pesanca es un área recreativa, con bancos y mesas de madera a la sombra de castaños, robles, arces, abedules, y alisos, donde es fácil descubrir a las ardillas cuando, al entrar el otoño, se afanan en recopilar importantes reservas de frutos secos. A partir de aquí, la carretera se transforma en una pista forestal que llega hasta la Hoz de Moñacos, por lo que la bicicleta de montaña puede ser una excelente opción. Aunque se trata de un camino transitable para los vehículos todo-terreno no es recomendable su uso, ni tampoco tiene mucho sentido si lo que pretendemos es disfrutar de este recorrido, que discurre todo el tiempo por el interior del bosque.

En la primera parte de la ruta, avanzamos a través de un bosque mixto en el que llama la atención la presencia del roble americano, una especie introducida en el siglo XVIII y de grandes hojas lobuladas acabadas en pequeños dientes. El sotobosque está literalmente cubierto de helechos que incluso tapizan algunos troncos. El río discurre hundido a al izquierda del camino y, de vez en cuando, un ruido sordo nos invita a escudriñar entre la arboleda para descubrir espectaculares saltos de agua. Al cabo de un rato, encontramos una pista que desciende hasta su curso para luego subir de nuevo hacia las cabañas de Degoes, en la empinada ladera de la Sierra de Aves. Justo después, a la vuelta de un recodo, nos encontramos de golpe con la Hoz del Infierno, donde agudos pináculos de roca ennegrecida y formas caprichosas sobresalen por encima de las copas de los árboles, sin duda, con una apariencia infernal. El río discurre ahora al lado del camino formando constantemente pequeños saltos de agua entre los que se desenvuelven confiadamente lavanderas cascadeñas y mirlos acuáticos. Cruzamos un par de puentes antes de salir del desfiladero y, desde el segundo, vemos una curiosa cascada al final de un estrechísimo canal de roca.

Tras otro tramo umbrío, envueltos por un bosque en el que los musgos cubren de verde los troncos de hayas, robles, y alisos, llegamos a una bifurcación en una zona que recibe el nombre de El Patín. En este punto, la riega de los Cubilones confluye con el río del Infierno y la pista de La Argañal sale a nuestra izquierda hacia un monte de titularidad privada. Seguimos de frente internándonos en un valle encajado mientras llegan a nuestros oídos los roncos bramidos de los ciervos encelados desde las crestas de los Montes del Infierno.

Enseguida, el camino comienza a ganar altura rápidamente a base de curvas y contracurvas. Casi imperceptiblemente, el bosque va siendo dominado por el haya aunque en las orillas del arroyo de los Cubilones siguen apareciendo avellanos, sauces y robles. De vez en cuando densas manchas de helechos tapizan el suelo del hayedo pero por lo general aparece desnudo, cubierto por un manto castaño de hojas secas. Tras cruzar frente a la estrechez de la Hoz de los Cubilones, la pista se adentra en el Monte Corvera dejando cada vez más atrás el rumor de las aguas embravecidas. Ahora, el silencio reinante nos permite descubrir con facilidad las bandadas de carboneros, herrerillos, mitos y reyezuelos que inspeccionan las copas de los árboles, mientras los agateadores y los hermosos trepadores azules recorren incansables los troncos. Además, desde algún lugar del bosque, nos llega el reclamo agudo del pito negro.

En este último tramo, encontraremos algunas desviaciones, poco marcadas la mayoría de las veces, aunque en ningún caso debemos abandonar el camino principal. Continuamente vamos subiendo de una forma progresiva, manteniendo un buen ritmo sin excesivo esfuerzo. A medida que nos acercamos a la Hoz de Moñacos empiezan a aparecer avellanos al borde del camino que se hacen más abundantes cuando llegamos a la orilla del riachuelo. También crecen arces, acebos y fresnos que no ocultan los altos riscos de la sierra de Pandemules, que se yerguen amenazadores sobre nuestras cabezas. El camino describe un par de eses antes de atravesar la corta pero espectacular foz de cuyas paredes cuelgan numerosos tejos.

Con el melodioso canto del chochín compitiendo con el rugir del arroyo, salimos a una hermosa pradería rodeada por una loma a modo de anfiteatro cubierto de bosque. Hemos alcanzado el Monte Moñacos en un lugar inmejorable para descansar contemplando la lejana sierra de Aves a través del estrecho hueco del desfiladero.

El camino de regreso proporciona una nueva perspectiva del bosque y nos da la oportunidad de descubrir nuevos detalles. Cuando llegamos de nuevo a La Pesanca, entrada la tarde, encontramos las mesas del área recreativa repletas de excursionistas que conversan animadamente acerca de las emociones del día (aunque esta escena sólo es frecuente los fines de semana). Entre ellos vuelan con gran destreza algunas grandes y llamativas libélulas emperador que acaban por perderse en la espesura de la ribera.

La Pesanca-Hoz del Infierno-El Patín-Hoz de los Cubilones-Hoz de Moñacos-Monte Moñacos

               14 km(i/v)

Transporte recomendado: a pie, a bicicleta.

Mejores épocas de visita: primavera, verano, otoño.

Dificultad de la ruta: media.

Fuente de información: Luis Frechilla García


 
Enlaces Relacionados
· Más Acerca de Senderismo y montaña
· Noticias de lety


Noticia más leída sobre Senderismo y montaña:
EN TORNO AL CABO PEÑAS


Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 2.5
votos: 4


Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo



Opciones

 Versión Imprimible  Versión Imprimible

 Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo



Webs Afiliadas de Asturias
El Rincon de Adri
Asturias Natural copyright 2001 - 2013 por Gratis Todo. Todos los derechos reservados. Codigo base, PHP-Nuke Modificado y Ampliado por Adrián.
Página Generada en: 0.032 Segundos